#MOOD

BAILANDO POR UN HUESO

Pareciera que las estrategias electorales de los grandes consultores políticos son cosa del pasado. Y no es tan mala noticia, pues cobran cantidades absurdas de dinero.

La guerra de spots, entrevistas a modo y campañas sucias en los medios tradicionales de comunicación, comienzan a perder influencia sobre los votantes a medida que un nuevo actor incrementa su poder: las redes sociales.

Se ha vuelto una práctica cotidiana lanzar ataques con ejércitos de bots cuando hay temas políticos incómodos que comienzan a ganar visibilidad en Twitter. A ningún gobernante o partido político le gusta estar expuesto en trenting topics nacionales o mundiales, entonces ¡hay que tumbarlos!

meme BH

También hay fanpages de odio donde ridiculizan y exhiben a los candidatos. Tapizan sus muros con lluvias interminables de memes, videos y notas en contra.

Pero la pregunta del millón es: ¿Qué tanto las redes sociales influyen en las preferencias del voto?

La expectativa o el miedo hacia este tema, está llevando a los equipos de campaña a conseguir seguidores y popularidad utilizando todo tipo de técnicas.

Pero hay una práctica siniestra. Y cada vez es utilizada con mayor frecuencia. Para promover a sus candidatos los ingeniosos asesores se cuelgan de éxitos musicales con producciones que dan pena ajena.

gangnamstyle019

Nos volvemos espectadores del despilfarro de nuestros impuestos en producciones ridículas e inútiles.

Chequen una muestra del folclor electoral al ritmo de diferentes géneros.

Baile sin gracia, pésima producción y mensajes monótonos nos ofrece Diego Leyva, candidato a diputado federal por el PAN en Guanajuato, al ritmo del #tribal:

El priista Antonio Tarek, candidato a diputado federal en Veracruz, le tomó prestada la canción ‘Happy’, a Pharrell Williams. Vean lo que hizo con ella:

Manuel Pozo, candidato priista a la Presidencia Municipal de Querétaro, se fue por un clásico y agita su puño al ritmo de ‘We Will Rock You’, de Queen:

Y no solo hay ridículos musicales. Circula un video de Fernando Bribiesca, que aunque es hijo de la ex primera dama panista Marta Sahagún, se postua por el PRI. El candidato a la Alcaldía de Celaya demuestra de su coeficiente intelectual en el siguiente video:

 

Comentarios