#TOPTOPICS

MANTIENEN LO NEGRO DEL VERDE

No necesitamos grandes argumentos para justificar porque el Partido Verde Ecologista de México debe salir del mapa electoral mexicano.

En primera, un partido que propone la pena de muerte, no es ambientalista. El Verde lleva el pragmatismo al extremo en su búsqueda del poder por el poder.

Lo único que recicla el Verde son sus alianzas electorales.

Nace a los finales de los 80´s con Jorge González Torres. El papá del “Niño Verde”, un burócrata ex priista, ejecuta una estrategia del sistema para dividir el voto y restar poder al PAN.

En el 2000 se unió con el PAN, alianza que llevó a Vicente Fox a la presidencia.

Luego cambiaron de color. En el 2006 declinaron y presentaron al priista Roberto Madrazo como su candidato. Lo mismo sucedió en 2012 con Enrique Peña Nieto.

Y qué decir de las incongruentes alianzas en los estados, la lista sería interminable.

Pero hoy el Partido Verde se coloca en el foco de la atención pública por violar sistemáticamente la ley. Y no lo hace solo, tiene a un poderoso cómplice: El PRI.

Peña - Niño Verde

A pesar de ir en coalición, el Revolucionario Institucional hace caso omiso del comportamiento ilegal del Verde y no lo denuncia frente al árbitro electoral.

Tan solo en esta contienda el INE sancionó al Partido Verde con dos multas millonarias por incumplir múltiples reglas. Por utilizar en campaña recursos de origen ilegal y desobedecer al no retirar propaganda prohibida.

Lo peor es que las multas millonarias las pagarán con recursos públicos. Sí, aunque parezca increíble los actos ilegales de los partidos los terminamos pagando los ciudadanos.

La reincidencia demuestra que el dinero no le duele al Partido Verde y que al PRI el cinismo le sobra.

En la discusión donde el INE decidiría si suspendía los spots del PVEM en TV y Radio como castigo ejemplar, los representantes del PRI increparon a los consejeros diciendo que esa decisión afectaría a los candidatos tricolores que iban en coalición con el Verde.

Y además argumentaron que ellos ¿qué culpa tenían?, el PRI no era el que había violado la ley.

Justo un día antes de esa discusión, en las redes sociales se filtró una grabación donde Lorenzo Córdoba, en una llamada privada, realiza burlas y comentarios discriminatorios.

Obviamente, la atención se volcó hacia la figura del presidente del INE y en consecuencia bajó la intensidad de la discusión en redes sociales sobre quitar el registro al Partido Verde (#QuitenRegistroalVerde)

¿Casualidad?… Desde luego que no. Esta es una filtración con aroma al sistema, que actualmente encabezado es por el PRI.

El problema fue que la sanción también bajó de tono.

El INE resolvió castigar al Verde suspendiendo sus spots solamente durante los últimos tres días de la campaña, cuando el proyecto original indicaba que le quitaran todo el tiempo promocional que le quedaba de aquí, hasta el día de las elecciones.

Y con nueve votos contra dos, el Consejo General del INE delegó el procedimiento de pérdida de registro a su Secretaría Ejecutiva. Para otro día, en una mejor ocasión.

Difícilmente el Partido Verde se irá. Es más, pueden estar cocinándose nuevos partidos con prácticas similares. Tan solo hoy en Nuevo León vemos a 10 partidos contender por los distintos puestos de elección.

¿Cómo nos blindamos de los “partidos verdes”? Empecemos con la siguiente reflexión: Mientras los partidos políticos decidan por la libre las reglas y el árbitro del juego, estos “institutos verdes” se quedarán.

El Partido Verde utiliza una fórmula ilegal para ganar popularidad. Tres días sin spots como sanción es una invitación a que lo siga haciendo.

Comentarios