#TOPTOPICS

SAN PEDRO: AMBICIONES QUE ORIGINAN CONFLICTO

Esta es una historia de trabajo, de la creación de un gran patrimonio en San Pedro Garza García, Nuevo León, uno de los municipios más prósperos de México. Pero también es una trama de ambición, de traición y de violencia.

Cada día millones de dólares en inversiones de la familia Garza Mercado, en Valle Oriente, son puestos en riesgo por un conflicto entre hermanos.

Ahora, trágicamente, estas diferencias podrían dejar sin una garantía de vida a tres menores de edad.

Y es que una parte de la familia Garza Mercado no quiere respetar el convenio de separación de bienes y capitales que se firmó en febrero de 2014.

Este incumplimiento, involucra la creación de un fideicomiso que según el convenio, garantizaría el futuro de tres niños que perdieron a su padre: Leonardo Garza Mercado.

Pero, ¿cómo es que se llegó hasta aquí? Un conflicto en el que hay un poder corruptor millonario, al grado incluso, que una parte de la familia involucró al Municipio de San Pedro, que dirige Ugo Ruiz, para intentar bloquear la inversión en el proyecto Fashion Drive, de uno de los hermanos, de Eudelio Garza Mercado.

Los trabajos han sido clausurados por Ugo Ruiz, sin argumentos legales, tres veces en los últimos ocho meses. Y tres veces un juez ha ordenado levantar los sellos.

Es tan obvio que tres hermanos, Marco, Benjamín y Valentina, no quieren respetar el convenio que ya firmaron, que el fin de semana pasado intentaron tomar por la fuerza, como ladrones, el edificio de 12 pisos denominado Anáhuac Business Center, en San Nicolás, que según la cláusula número 8 del convenio pertenece a Eudelio Garza Mercado.

Sin embargo, no quieren respetar este acuerdo ya firmado y han incumplido con la escrituración del edificio en favor de su hermano, pero además intentar tomar posesión del inmueble. Incuso, tratando de utilizar ahora al Municipio de San Nicolás.

Veamos: Son cinco hermanos, uno de ellos es Leonardo, quien falleció en marzo de 2009. Luego, en abril de 2011, murió el jerarca y padre de familia, Don Eudelio Garza Lozano.

En vida están los hermanos Eudelio, Marco, Benjamín y Valentina.

Y de estos cuatro hermanos, Eudelio fue quien tomó las riendas de la empresa Grupo Inmobiliario Monterrey, desde 1994.

En el sector de la construcción, todos saben que este hombre fue quien siempre estuvo a cargo de la empresa.

Incluso, Eudelio vivió con su padre, del mismo nombre, las crisis de la compañía, que adquirió desde hace décadas grandes extensiones de tierra en Valle Oriente, en San Pedro, y en la exHacienda El Canadá, en San Nicolás.

Con el llamado error de diciembre de 1994, la caída del peso y las enormes tasas de interés, los bancos trataron de cobrarse los créditos de la empresa con gran parte de esos inmuebles, incluyendo el Mall  de Plaza Fiesta San Agustín.

Esto desató una guerra jurídica. Pero al final, la empresa salió adelante y luego de la muerte de su padre, Eudelio llevó al grupo inmobiliario a su resultado histórico más en alto en utilidades.

Sin embargo, sus tres hermanos, impacientes por disponer de las ganancias y viendo que Eudelio, como operador de la compañía era el socio mayoritario, iniciaron un proceso para separarlo de la empresa.

Aunque esto era imposible en términos accionarios, porque como socio mayoritario tenía el control de la empresa, Eudelio decidió separarse para evitar un conflicto con sus hermanos. Pero de poco sirvió esto.

La idea fue acogida y promovida por quienes supuestamente eran los hombres de confianza de Eudelio, dos directivos que además de impulsar la separación, ya planeaban llevarse una suma millonaria de capital por  la operación.

Así que el director jurídico, Germán Durán, y el director Financiero, Eduardo Salcido, se convirtieron de facto en promotores y liquidadores de la empresa para separar los bienes y capitales entre los cuatro hermanos.

En febrero de 2014, la familia firmó un convenio en el que se estableció que Eudelio sería el “socio a separar” de la empresa.

De ser el accionista mayoritario, a Eudelio se le asignó el 27 por ciento de los bienes y capitales. Y el resto de los inmuebles, rentas y dinero, se dividiría entre los hermanos, que además adquirían ciertas responsabilidades.

Pero Marco Antonio Garza Mercado y sus hermanos, Benjamín y Valentina, no han cumplido con este convenio, que los obligaba a entregar varios bienes y capitales dentro de los 90 días subsecuentes a la firma.

Primero, no cumplieron con la escrituración de bienes inmuebles en Valle Oriente, que se comprometieron a entregar a quien separaron de la empresa.

Segundo, no han entregado las rentas de sus propiedades en 18 meses.

Y tercero, incumplieron con el porcentaje de capital y las condiciones del fideicomiso para garantizar el futuro de sus sobrinos, los hijos de su hermano Leonardo, fallecido en 2009.

Marco Antonio Garza Mercado es el responsable de crear ese fideicomiso con un 25 por ciento del total a dividir entre él, Benjamín y Valentina. Pero de una fortuna de millones de dólares, solamente depositó 500 mil pesos para los tres menores.

Y es en este punto donde la ambición se convierte en violencia. Marco va y decididamente golpea a uno de sus primos, solamente porque éste trabaja con su hermano. ¿Lo recuerdas?… Por esta agresión, Marco Antonio Garza Mercado está vinculado a proceso judicial por las lesiones que causó.

Y luego, en junio del año pasado, Marco y su hermano Benjamín van e irrumpen en las oficinas de su hermano para, también, como muchos regios lo vieron en este video, golpearlo y acusarlo de ladrón, cuando la verdad es que ambos son quienes están incumpliendo el convenio de separación de bienes y capitales.

Ya hay una demanda de cumplimiento forzoso para que Marco deposite lo estipulado para el fideicomiso de los tres menores, pero hasta el momento se oculta para no ser notificado y enfrentar a un juez.

También muchas otras denuncias penales y civiles en toda esta trama, que además contiene un enorme potencial corruptor que podría contaminar al Poder Judicial y a las autoridades municipales.

Es una historia en la que los hermanos pelean, donde los despachos de abogados no se dan abasto, pero donde tres niños que perdieron a su padre podrían quedar sin futuro.

¿Éste San Pedro es uno de los municipios más prósperos del país?…

Comentarios