#TOPTOPICS

TV Y RADIO NUEVO LEÓN: “EL OCASO DE UN IDEAL”

Es curioso cómo cambia la perspectiva de las cosas seis años después. En principio la discusión era en torno a preservar la integridad del Sistema TV y Radio Nuevo León, algo que por supuesto no se alcanzó.

No debe de extrañarnos que el actual gobernador haya sido el responsable de poner a ambas instituciones en “tres y dos” cuando, como secretario de gobierno, fusionó a TV con Radio.

En ese entonces su justificación fue: “En todos los estados de la República en donde existen sistemas de comunicación, los medios de comunicación dependientes del Estado ya están así, están trabajando juntos bajo una misma dirección, bajo una misma supervisión, lo que es radio y lo que es televisión”.

Medida reaccionaria y poco estudiada pues en los grandes medios públicos del mundo, como la BBC, las áreas de radio y televisión mantienen su autonomía y línea editorial con sus respectivos directores que responden a un director general, sin mencionar que además hay un consejo ejecutivo y otro gerencial.

Acciones como ésta han restado importancia a un medio secundario de indudable potencial, y que como Jody Berland ha consignado: “Es un medio que construye y presenta su propia identidad a través de su producción” en este sentido radio no es un reflejo de su sociedad sino “un intermediario cuya reconstrucción del catálogo musical es una forma de construir su propia identidad, contexto discursivo y audiencia”.

Al quitarle su Dirección a Radio, se perdió una política meticulosa y sistemática de los contenidos de este sistema.

Hoy en día, esta “unificación” no puede ser justificada por un supuesto ahorro. Por ejemplo, el 11 de agosto el Diario Milenio publicó que se requieren 100 millones de pesos para salvar a TV Nuevo León.

El actual director de RTVNL Roberto Canales indicó que con 40 millones se salvaría de la quiebra a la televisora. La nota no específica de dónde sacó Canales sus números y los rubros de dónde parten.

Quizás la primera pregunta pertinente es: ¿Qué hizo Canales en estos seis años? Uno esperaría que un puesto de dirección conllevara también la gestión de recursos para lograr los cometidos más importantes. En el caso del sistema, la digitalización del mismo.

‘El Norte’ recién público el 11 de agosto que el 31 de diciembre de 2015 concluía el plazo federal para la digitalización de la televisión. Según Canales hay un avance del 30%, lo cual tiene un sabor a agua sola.

La última vez que el estado pagó para apoyar el proceso de digitalización fue en marzo de 2014, cuando se anticiparon 11 millones (de alrededor de 100 que se requieren).

Paradójicamente el culto a la imagen del gobierno actual ha sido más importante que un sistema, cuya radio, de ser un mero claqué del gobierno, paso a desarrollarse en 1991.

Diversos personajes del medio cultural colaboraron y colaboran actualmente ahí. TV Nuevo León, canal 28, nace en 1982 y desde sus inicios planteó una programación distinta al resto de los canales, cercana a la diversidad cultural del estado.

La realidad es que sin inversión , sin una visión que parta de la cultura, sin una sana distancia gubernamental, sin la independencia administrativa de ambos sistemas, RTVNL parece tener las horas contadas.

Creo que es imprescindible restituir la dirección de Radio Nuevo León: su integridad editorial, misión y objetivos lo requieren.

Es importante considerar seriamente la posibilidad de que el sistema trabajé más cercanamente a las políticas culturales de CONARTE, debe de haber una relación más estrecha entre estas instituciones.

Es claro que teniendo un sistema de comunicación gubernamental el nuevo gobierno tiene la oportunidad de invertir y consolidar este esfuerzo.

El nuevo gobernador puede tener un organismo serio de difusión pero cuya línea editorial vaya de la mano de las políticas culturales y restituya su vocación de servicio a la comunidad.

Finalmente, aunque el Huracán Alex causó estragos materiales que provocaron la pérdida de equipo de RTVNL, la realidad es que algunas de las estaciones y repetidoras de radio, hoy en día no están funcionando.

Tal es el caso de Bustamante, Aramberri, Zaragoza, Mier y Noriega y Bravo, que han sido deterioradas a causa de otro huracán: el “Rodrigo”.

Basta con ver las fotografías de los equipos e instalaciones actuales de radio para comprender que el deterioro no es producto de un mal año.

Y ni hablemos de los sueldos. Hoy parece que muchos de los productores, locutores, técnicos, reporteros y comentaristas de RTVNL son estoicos héroes de tragedias griegas: ante la debacle siguen realizando su trabajo.

No importa la falta de reciprocidad del gobierno y sus directivos. Cuanto deben de estar temiendo estos últimos la visita del equipo de transición.

Pero la realidad es que si queda un ideal, se puede escuchar en las voces de la gente de RTVNL, ecos que llegan a veces inconexos a nosotros, pues los transistores y los diablitos están por funcionar por última vez.


El autor del texto es Ricardo Marcos, integrante de Unión Cultural Ciudadana para Nuevo León

Contacto: rmarcos@trofonio.com

Comentarios