#TOPTOPICS

DECADENCIA EN LA MINISTERIAL DE NUEVO LEÓN

Humillaciones, como rapar públicamente a los agentes.

Parafernalia, como cerrar la avenida Gonzalitos porque llegaba el ahora exdirector de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Corrupción, como recuperar vehículos y registrarlos a su nombre. O como no reportar la localización de automóviles robados para pedir dinero por ellos a sus propietarios.

Irresponsabilidades, como instalar a un instructor de tiro que no sabe español, y a un traductor que no sabe inglés.

Ésta es la Agencia Estatal de Investigaciones que tiene que sanear el contralmirante Augusto Cruz Morales, nombrado director de esa dependencia por El Bronco y quien ya trabajó en Monterrey al frente de Policía y Tránsito.

La protección del exprocurador Adrián de la Garza, hoy alcalde electo de Monterrey, a la Agencia Estatal de Investigaciones que lo vio crecer en el gobierno de Rodrigo Medina, fue creando un monstruo de cien cabezas que hoy es una herencia para la nueva administración estatal.

Sólo hay qué hablar con policías ministeriales, para que el nuevo director de la Agencia, así como el procurador, Roberto Flores,  conozcan lo que está ocurriendo en esta corporación estatal.

Caos y corrupción es el legado del exdirector de la Agencia, Guadalupe Saldaña, quien incluso es acusado por sus exempleados de embriagarse en horas de trabajo, de disparar sin motivo y bajo los efectos del alcohol.

Y de crear junto con la Ministerio Público, Leticia Soto Palacios, una complicidad para manipular a las mafias dentro de la corporación.

En este video que circula dentro de la Agencia, puede verse al comandante de la región centro, Jesús Manuel Rangel García, humillar a un elemento de la corporación, a quien primero le pegó un chicle en el cabello y posteriormente lo rapó en plena oficina.

Rangel fue cesado el pasado 10 de octubre porque es investigado por el robo de vehículos.

Dentro de ese caso, también se investiga a los comandantes José Everardo Padrón Pérez y César Juventino Novoa Cavazos, precisamente del Grupo Halcón que investiga el robo de automóviles, por registrar a su nombre dos tracto camiones recuperados.

También, dentro de la propia Agencia hay versiones sobre la renta de una bodega en la parte posterior del edificio de la Policía Ministerial, que hasta hace unos meses sirvió de escondite para automóviles recuperados, no regresados a sus propietarios.

Además, fue cateado un domicilio de la avenida Pablo A. de la Garza llamado Autos y Grúas Pacha, donde presuntamente ya se encontraron vehículos con reporte de robo.

Por otro lado, Kirk Kirkpatrick, es el instructor del uso de armas en la Agencia Estatal de Investigaciones, pero no sabe español y aunque parezca increíble, a quien le asignaron como traductor no sabe inglés, así que las clases de tiro son una verdadera mascarada.

El procurador del Estado, Roberto Flores, y el director de la Agencia, Augusto Cruz Morales, tendrán que sanear una corporación en decadencia.

Comentarios