#TOPTOPICS

MAGISTRADO BUSCA ‘MADRUGAR’ AL BRONCO

Pareciera que en el Poder Judicial siguen recibiendo órdenes desde el Palacio de Cantera.

Y no sólo eso, sino que además buscan crear una coraza protectora para el gobierno de Rodrigo Medina y su familia.

Porque nuevamente en los pasillos de los tribunales y juzgados, sale a relucir el nombre del magistrado de la décima sala penal del Tribunal Superior de Justicia: Jorge Luis Mancillas Ramírez, a quien ya promueven como el próximo presidente del Tribunal, la cual sería su tercera ocasión en ese cargo.

Todo esto, sin mediar con el gobierno de transición del gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”.

Y no precisamente porque el Poder Judicial sea un órgano independiente, como se supone en teoría, sino porque buscan proteger al gobierno saliente.

Y veamos por qué: Mancillas, ya expresidente del Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León en los periodos de agosto a julio, del 2005 al 2007, y del 2009-2011, es un penalista

Un connotado penalista que precisamente controla los jueces penales de esta entidad desde hace años.

Y los jueces pueden ponerse difíciles para las investigaciones y averiguaciones que realicen los ministerios públicos de la Procuraduría que integre el gobierno de “El Bronco”.

En pocas palabras, proteger los intereses del gobierno de Medina y de su familia.

Pero además, Mancillas también significaría protección para aquellos jueces y magistrados que tengan una larga cola que les pisen, sobre todo si “El Bronco” promueve una limpia de jueces y magistrados.

Mancillas, es el mismo que siendo juez segundo de lo penal, fue acusado en 2004 de asesorar al joven confeso de homicidio Julio Castrillón, quien luego de asesinar a una joven compañera de escuela, conmocionó a la sociedad neolonesa.

Confeso, fue asesorado por Mancillas y terminó por declarar que sentía que estaba soñando cuando realmente cometía el homicidio. Buscando disminuir su pena como paciente psiquiátrico.

Incluso Mancillas tuvo que declarar también al respecto.

Jaime Rodríguez tiene que dar un golpe sobre la mesa para no permitir que nuevamente llegue Mancillas y se empiece a cocinar la impunidad para el gobierno saliente.

Comentarios