#ENFOCO#TOPTOPICS

ESTUDIANTES REPRUEBAN REVISTA ‘FANTASMA’

Una serie de investigaciones realizadas por Enfoco alertaron a la comunidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León sobre un conflicto de intereses y un potencial fraude que involucra a Héctor Alvarado Lumbreras, director de Comunicación Institucional de la Universidad Autónoma de Nuevo León, así como de la elevada cantidad de fondos que la casa de estudios destina a publicidad.

Sobre los 160 millones de pesos anuales que la institución educativa paga a medios de comunicación, los alumnos lo consideran excesivo. Proponen invertir en las instalaciones, becas, e investigación, cuyo presupuesto es únicamente de 16 millones de pesos al año.

“Hay muchas facultades y preparatorias donde los salones están deplorables, tienen áreas verdes que están muy descuidadas, los salones descuidados, y no es un ambiente adecuado para que se desarrollen los alumnos”, señala Denni Leyva, estudiante de la Facultad de Comunicación.

Por su parte, Alejandro Martínez, alumno de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica señala: “Yo considero que es una pérdida de dinero, es una muy mala inversión, porque esos 160 millones lo que hacen es alzar el nombre de ciertas personas, como en este caso el del rector, el de ciertas personas en rectoría (…) se agarra a la Uni como un puente político, entonces, eres rector de la Uni, para los políticos es un aspirante para ser Secretario de Educación o algún otro puesto político”, argumenta.

 

Alejandro evidencia la necesidad de un órgano regulador funcional que le responda al estado, no a la universidad. “Tienes el Honorable Consejo Universitario, que dentro de ahí tienen la Comisión de Honor y Justicia, pero ahí se ve […] el fallo, porque en vez de que sea un órgano independiente dentro de la Uni, está compuesto por académicos, profesores y consejeros alumnos. De esos, se toman de diversas sociedades de alumnos, de las cuales, muchas de las veces la forma en la que se escoge a la sociedad de alumnos, no es de la más democrática.”

“No se refleja el dinero que invierten, no veo que le hagan mucha difusión, o al menos, no información útil”, agrega Yassmin Manillo, estudiante de la Facultad de Medicina.

Sobre el conflicto de intereses y potencial fraude que involucra a Alvarado Lumbreras, Director de Comunicación Institucional, el alumnado se muestra indignado y proponen su dimisión para sancionar su actuación.

“Debemos dejar de hacernos de la vista gorda [los estudiantes], reaccionar ante esos problemas y exigir que no siga habiendo ese tipo de situaciones tan vergonzosas para la universidad, cuyo lema es “alentando la flama de la verdad”. Debemos poner en alto ese lema”, expresa Jorge Rodríguez, estudiante de la Facultad de Derecho y Criminología.

Piden rapidez y transparencia por parte del rector.

“El rector debería de actuar de inmediato, investigar muy bien las cuentas con todo el sistema de contraloría, y en caso de que sea culpable, castigarlo pidiendo su renuncia” puntualiza Ricardo Panszi, alumno de la Facultad de Economía y miembro de la Sociedad de Alumnos de la misma.

 

“Nosotros como estudiantes debemos estar pendientes de este tema, necesitamos saber, ¿qué se hizo con ese dinero? Porque ese dinero es de los estudiantes, proviene de los estudiantes y es para los estudiantes”, reflexiona Leyva, estudiante de la Facultad de Comunicación.

Comentarios