#CASOMEDINA#TOPTOPICS

LA MARCA DE MEDINA EN NL

Este sexenio llega a su etapa final en Nuevo León. Y el paso de Rodrigo Medina por el gobierno está muy claro: Un gran logro en la disminución de la violencia en la guerra contra el crimen organizado.

Pero también hay acciones y omisiones de gobierno que dejan marca.

En los hechos, Nuevo León vive la falta de transparencia y rendición de cuentas, una deuda pública que pesará sobre los hombros de los neoloneses, y también, sobre los de quien vaya a ganar las elecciones en junio próximo.

Además hay pruebas del enriquecimiento inexplicable del padre del mandatario, que pasó de ser un abogado y asesor jurídico del gobierno de Nuevo León, a un millonario desarrollador inmobiliario internacional.

1013628_10153172435649739_822913531289491750_n-1-470x260

También, los neoloneses padecen un área metropolitana rebasada en sus vialidades, una interminable y costosísima reconstrucción de obra pública que parece no acabar, y para colmo, un cuestionado Monterrey VI donde se beneficiará el compadre del presidente Enrique Peña Nieto.

Se bloqueó la ley de participación ciudadana y se soslayó la corrupción.

Por ejemplo, Nuevo León ni siquiera cuenta con un auditor del Estado desde hace más de un año.

Por ello, aquí enfocaremos nuestra atención en lo que no debe volver a ocurrir en esta entidad: Gane quien gane.

 

Comentarios